Mensaje del Secretario General de la OMT Taleb Rifai


En 2013, el Día Mundial del Turismo se celebrará en torno al lema «Turismo y agua: proteger nuestro futuro común». Es una oportunidad única para llamar la atención sobre el agua como activo y como recurso, así como sobre las medidas necesarias para afrontar el reto del agua.

El agua es uno de los principales activos del turismo. Cada año, millones de personas viajan por el mundo para disfrutar de destinos, tanto de interior como de costa, en los que el agua es la principal atracción. El agua es además uno de los recursos más valiosos del turismo. El agua mueve todas las industrias turísticas, hoteles y restaurantes, actividades de esparcimiento y transporte. Siendo uno de los mayores sectores económicos del mundo, el turismo tiene la responsabilidad de asumir un papel de liderazgo y velar por que las empresas y los destinos inviertan en una adecuada gestión del agua a lo largo de toda la cadena de valor. Si se gestiona de manera sostenible, el turismo puede generar beneficios para las comunidades nacionales y locales y ayudar a conservar los recursos hídricos.

La OMT es uno de los más firmes defensores del aprovechamiento sostenible del agua y es miembro de ONU-Agua. Llevamos tiempo siguiendo la evolución de los numerosos sistemas implantados para ayudar a reducir el consumo y mejorar la gestión del agua en hoteles, restaurantes y otros establecimientos, y prestando nuestro apoyo. Los sanitarios y duchas de bajo consumo y los instrumentos de detección de fugas están hoy integrados en la mayor parte de los negocios. Son avances que se han visto impulsados por las innovaciones del turismo.

En este año 2013, proclamado por las Naciones Unidas «Año Internacional de la Cooperación en la Esfera del Agua», apremio a quienes trabajan en el sector turístico a que se unan a nuestra campaña del Día Mundial del Turismo y a que sigan buscando soluciones innovadoras para garantizar que el turismo contribuya al acceso sostenible a los recursos hídricos en el mundo entero. Si no lo hacemos, la calidad y la cantidad de agua dulce disponible seguirán mermando, poniendo en peligro aquellos frágiles ecosistemas de los que disfrutamos todos, el turismo incluido.

El agua sustenta nuestra vida: protejamos nuestro futuro común.

 

Taleb Rifai
Secretary-General
World Tourism Organization (UNWTO)